La comprobación del valor de adquisición de los inmuebles

Con el presente artículo queremos explicar la comprobación del valor de adquisición de un inmueble

Normalmente no prestamos atención a esta actuación tributaria mientras no nos llega la carta con la propuesta de liquidación, por ello, ¿En qué consiste? ¿De qué se trata?

Una comprobación de valores no es otra cosa que el mecanismo que tiene hacienda para contrastar el valor de las rentas, productos, bienes y demás componentes concluyentes de la obligación tributaria. ¿Cómo se lleva a cabo este mecanismo?

Con los procedimientos que se establecen en el artículo 57 de la Ley General Tributaria (LGT), siendo alguno de estos procedimientos la estimación por referencia a los valores que figuren en los registros oficiales, la tasación realizada a efectos de determinar el valor del inmueble a efectos hipotecarios, los precios medios en el mercado, dictamen de peritos de la Administración, etc.

Este mecanismo para comprobar el valor de adquisición de una vivienda y sus procedimientos para realizar dicha comprobación han dado lugar a diversas controversias que han sido resueltas por el Tribunal Supremo.

Por analizar algunos de esos mecanismos que han resultado controvertidos tenemos la aplicación de coeficientes sobre el valor catastral. Esta cuestión controvertida la resolvió el Tribunal Supremo el 23 de mayo de 2018 y expuso que la determinación de un valor real debe de responder a tres criterios: singularizado, motivado y fruto de un examen del inmueble, es decir, que no es suficiente con aplicar los valores catastrales y con eso hacer la comprobación de valor ya que el valor proporcionado no sería un valor real, se trataría de una estimación que no sería fiel a la realidad del inmueble.

Otro de los procedimientos debatidos son las tasaciones hipotecarias. Sucede lo mismo que en el procedimiento anterior y es que se trata de valores no reales porque se han hecho sin un previo estudio y examen del inmueble. Este tipo de comprobaciones son impugnables por el contribuyente ya que no se trata de una valoración real del inmueble.

En una sentencia más reciente sobre este tema, el Tribunal Supremo analiza la tasación del valor por medio de los peritos, estableciendo que deben personarse en el inmueble para calcular de forma real y veraz la tasación ya que si no proporcionan conocimientos suficientes y probados al Tribunal para que éste pueda discernir sobre el asunto, no sirve de nada la tasación elaborada por el perito.

¿Qué pasa si me encuentro en una de estas situaciones? ¿qué puedo hacer? Ante estos casos hay un procedimiento administrativo y judicial. La comprobación de valores es un trámite muy técnico, por lo que te aconsejamos que consultes a un especialista en el ámbito tributario.

Será esencial que revises la documentación y actúes con rapidez, ya que los plazos para hacer alegaciones o interponer recursos son bastante ajustados.

Ignacio Espinosa
Hermosilla Abogados