Novedades

Algete y Torrejón iluminan sus Ayuntamientos por el Día de la Dislexia

Algete y Torrejón iluminan sus Ayuntamientos por el Día de la Dislexia

107 colegios de la Comunidad participan en un programa para detectarla

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Dislexia que tendrá lugar este 10 de octubre el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz iluminará su fachada de azul turquesa, el color elegido por la Federación Española de Dislexia para representar a todas las personas que padecen esa enfermedad, que afecta a un 10% de la población aproximadamente.

De esta forma, Torrejón de Ardoz se suma a la campaña “#UnidosPorLaDislexia” de la Federación Española de Dislexia para contribuir a dar visibilidad a esta dificultad específica del aprendizaje. La iluminación de la fachada del Consistorio torrejonero tendrá lugar coincidiendo con el habitual encendido de la iluminación de la ciudad.

La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ningún handicap físico, psíquico ni sociocultural, y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo. Las personas disléxicas manifiestan de forma característica dificultades para recitar el alfabeto, denominar letras, realizar rimas simples y para analizar o clasificar los sonidos. Además, la lectura se caracteriza por las omisiones, sustituciones, distorsiones, inversiones o adicciones, lentitud, vacilaciones, problemas de seguimiento visual y déficit en la comprensión.

Octubre es el mes de la dislexia y Algete quiere hacer más visible esta dificultad del aprendizaje que afecta al 10% de la población iluminando de rojo en la noche del jueves al viernes la fachada del Ayuntamiento.

Se trata de la primera ocasión en la que en España se va a llevar a cabo esta iniciativa, que en Algete es promovida por la Asociación Madrid con la Dislexia, colectivo con el que se reunirá el Ayuntamiento para estudiar vías de colaboración. En distintas ciudades se van a iluminar espacios públicos con el mismo objetivo: reclamar mayor visibilidad para las personas afectadas por dislexia y que se cumpla el derecho de equidad en la educación de todos los niños y jóvenes del país.

La dislexia es una Dificultad Específica de Aprendizaje (DEA) de origen neurobiológico, caracterizada por la presencia de dificultades en la precisión y fluidez en el reconocimiento de palabras (escritas) y por un déficit en las habilidades de decodificación (lectora) y deletreo. Estas dificultades son consecuencia de un déficit en el componente fonológico del lenguaje y se presentan de manera inesperada ya que otras habilidades cognitivas se desarrollan con normalidad y la instrucción lectora es adecuada.

Un total de 107 colegios públicos de la Comunidad de Madrid se benefician en la actualidad del programa ‘Ayuda a la Dislexia’ para la detección y tratamiento de esta alteración entre los escolares de Educación Primaria. Se trata de un proyecto pionero desarrollado por la especialista e investigadora española Luz Rello, en colaboración con el Gobierno regional. El programa facilita el diagnóstico temprano de la dislexia y permite trabajar cuanto antes para abordar el tratamiento de los trastornos de lectoescritura, con el fin de reducir el fracaso escolar.

Con motivo de la Semana Internacional de Concienciación sobre la dislexia, el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, acompañado de Luz Rello, ha visitado el colegio Escuelas Bosque, uno de los centros públicos de la Comunidad de Madrid en los que ya se trabaja con esta herramienta. La iniciativa está dentro de la línea de acción del Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso para la mejora de la lectura y la escritura, así como la potenciación de la inclusión en las aulas de la región.

Los datos obtenidos hasta el momento han resultado de gran utilidad para los centros, ya que se les proporciona un informe individual por estudiante con datos que permiten identificar los riesgos por trastornos de lectoescritura y, así, actuar con suficiente antelación.

El trabajo se realiza mediante dos herramientas: Dytective Test y Dytective U. La primera de ellas está dirigida a detectar la dislexia desde los estadios iniciales. El test dura 15 minutos y analiza un total de 197 variables relacionadas con el rendimiento del alumno mediante una serie de ejercicios lingüísticos y de atención, relacionados con las manifestaciones habituales en la dislexia. Este sistema integra tecnología puntera de aprendizaje automático usando un tipo de inteligencia artificial (Redes Neuronales Recurrentes) y juegos informáticos, obteniendo una fiabilidad del 90%.

Por su parte, Dytective U ofrece actividades, recursos, materiales y juegos para la mejora de las dificultades de lectoescritura de los estudiantes de toda la etapa de Educación Primaria y la mejora de las dificultades asociadas a la dislexia. Esta alteración es una dificultad específica de aprendizaje que afecta a la lectura y la escritura pero no a la inteligencia general. Se caracteriza por dificultades en el reconocimiento preciso de las palabras escritas y déficit en la decodificación lectora y en la escritura.

La doctora Rello es la primera española que recibió el premio a la mejor investigadora joven europea en 2013 y ha sido seleccionada como una de las mejores innovadoras menores de 35 años por el MIT Technology Review. Es además Premio Fundación Princesa de Girona ‘Social 2016’.


Fuente:
eltelescopiodigital.com