Curso nuevo, cole nuevo

Curso nuevo, cole nuevo

Alcalá y Torrejón estrenarán nuevos institutos en septiembre, mientras que Arganda y Rivas tendrán que seguir esperando

Con la llegada de septiembre y el fin del verano comienza la tradicional Vuelta al Cole, una vuelta que no será igual que otros años para los alumnos de Torrejón y Alcalá, y el motivo hay que encontrarlo en la creación de dos nuevos institutos en ambas localidades: el Juan Bautista Monegro de Soto del Henares, y el Francisca de Pedraza de La Garena.

Así termina una larga espera de ambos barrios para contar con un centro educativo de segunda enseñanza en sus barrios, dos barrios que han crecido mucho en los últimos años y que, poco a poco, van estrenando infraestructuras.

En el caso de Alcalá, el instituto ha sido una demanda de los vecinos desde el mismo momento de la creación del barrio, demanda que también han trasladado al Pleno municipal en diversas ocasiones. Sin embargo, no era hasta finales de 2017 cuando la Comunidad daba luz verde al proyecto. Desde ese momento, la Plataforma Instituto La Garena Ya iniciaba una serie de concentraciones para conseguir que se acelerasen las obras. Tras una serie de problemas sobre la parcela elegida, en junio de 2018 comenzaban los trabajos previos, y seis meses más tarde la Comunidad aprobaba el inicio de las obras, que no comenzarían hasta el mes de marzo y que está previsto que terminen antes del inicio del curso.

En cuanto a la infraestructura, la Comunidad explicaba que se tratará de un edificio de tres pisos con 12 aulas de Secundaria para 360 alumnos, tres aulas específicas, tres de desdoble y una pista deportiva que costará 2.637.519 euros. El nombre, pedido por Alcalá y aprobado por la Comunidad, no puede ser más simbólico, pues recordará a Francisca de Pedraza, la alcalaína primera mujer de España que consiguió el divorcio tras denunciar malos tratos en el siglo XVI.

Si las reivindicaciones fueron claves en el caso de Alcalá, no lo han sido menos en Torrejón, donde el nuevo instituto de Soto del Henares se pondrá en marcha en octubre o noviembre, ya que las obras van bastante más lentas de lo esperado. El Juan Bautista Monegro, bautizado así en recuerdo del escultor del Monasterio de El Escorial, se situará en una parcela distinta de la inicialmente propuesta por el PGOU, ya que esta fue cedida a un colegio concertado. En su lugar el instituto finalmente se ubicará en el espacio destinado a un gran centro cultural para el barrio de Soto del Henares en una parcela junto al gimnasio que está construyendo Ferrovial.

Tras ceder la parcela inicial al colegio Humanitas, Torrejón se quedaba sin espacio para la construcción del instituto previsto en el propio diseño del barrio de Soto del Henares, por lo que la Comunidad decidía convertir el cercano colegio Beethoven en CEIPSO para que acogiese a los alumnos de Secundaria. La protesta de los vecinos del barrio llevó a movilizaciones y a varias peticiones, vía enmienda, en los Presupuestos, desoídas hasta el pasado 2017, cuando por fin se aprobaba una partida para iniciar los trámites de construcción, siempre y cuando Torrejón cediese una nueva parcela para el centro educativo.

Los trámites terminaban a mediados de 2018, cuando el Pleno aprobaba la ubicación final del nuevo Instituto, dando luz verde a su construcción. El pasado mes de enero la Comunidad aprobaba el nombre, si bien las obras tardarían bastante más en comenzar, ya en plena campaña electoral.

El Juan Bautista Monegro costará 3,4 millones de euros y contará con doce aulas para 360 alumnos, cuatro aulas de desdoble, otras cuatro específicas y un laboratorio.

Los que también están de estreno son los alumnos de Nuevo Baztán, pues el colegio Juan de Goyeneche se convierte en CEIPSO este mes de septiembre, y además, bilingüe. Así, los jóvenes que hasta ahora debían marcharse a Torres de la Alameda para dar clases podrán hacerlo sin salir de su localidad. La implantación será, como es habitual, progresiva, iniciándose este curso con 1º ESO y creciendo conforme los alumnos también lo hagan. De tal forma, no es extraño pensar que en unos años el colegio de Nuevo Baztán deberá ampliarse.

Y de mudanza estarán los alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas de San Fernando, una escuela que, tras su cierre hace varios años por las grietas provocadas por MetroEste, reabrirá sus puertas en septiembre en una nueva ubicación.

El cierre de la Escuela Oficial de Idiomas del Real Sitio se producía en febrero de 2016, cuando las grietas detectadas en el edificio por las obras de MetroEste hacían inviable su continuidad. Rápidamente los alumnos fueron reubicados en la Escuela Oficial de Idiomas de Coslada, en principio, de forma provisional, pero la complicación de las obras hizo que no fuese posible volver a ocupar el espacio.

Así las cosas, en diciembre de 2018 la Comunidad decidía rehabilitar el antiguo colegio Antonia Goñalons, cerrado durante la reestructuración educativa de 2012, y que ya acoge la Escuela de Adultos y una Escuela Infantil. La nueva Escuela Oficial de Idiomas de San Fernando costará 2.572.568 euros. Este centro estará situado en el complejo educativo Antonia Goñalons y tendrá 12 aulas con capacidad para 360 alumnos, una sala polivalente, biblioteca, sala de profesores, secretaría, conserjería y otros despachos.

Algo más tendrán que esperar los alumnos de Arganda, pues el prometido Instituto no será una realidad, al menos, hasta 2020. El motivo hay que encontrarlo en una situación muy similar a la ocurrida en Torrejón y Alcalá. La Comunidad consideraba que la parcela elegida no cumplía los requisitos técnicos, por lo que obligó al Consistorio argandeño a una modificación del proyecto que retrasaba la construcción.

También en 2020 está previsto que se inaugure el nuevo Instituto de Rivas, situado a pocos metros del colegio La Luna, en plena zona centro de la localidad. Era en enero de este año cuando Rivas cedía dos parcelas, para la ampliación del colegio y la construcción del instituto, y dos meses más tarde la Comunidad comenzaba a estudiar la viabilidad de la construcción del centro que, si se cumplen los plazos, entrará en funcionamiento en septiembre de 2020.

Mucho más lento va el proyecto de construcción del nuevo Instituto del Barrio del Puerto de Coslada, indispensable, según los vecinos, cuando comience a construirse El Cañaveral y Los Berrocales. Era a principios de este año cuando los cosladeños llevaban la petición al Pleno municipal, consiguiendo la adhesión de los concejales en su reivindicación. Ahora serán los tiempos del nuevo gobierno de Ayuso los que decidan cuando Coslada tendrá un nuevo instituto en el Barrio del Puerto. •

Samuel Román
eltelescopiodigital.com