Comienza la primera ola de calor del verano

Comienza la primera ola de calor del verano

Hoy se esperan temperaturas superiores a los 36,5 grados

La Comunidad ha activado hoy la primera alerta de este verano por Alto Riesgo por calor conforme al ‘Plan de Vigilancia y Control de los Efectos de las Olas de Calor de la Comunidad de Madrid’, con el objetivo de reducir al máximo las consecuencias de las altas temperaturas sobre la salud de la población más vulnerable como son los ancianos, población infantil, enfermos crónicos y deportistas.

La temperatura máxima prevista para este lunes era de 31,3ºC, e irá incrementándose a lo largo de la semana con máximas previstas de 40,2ºC  para el próximo jueves y 41,1º C para este viernes, según recoge el Boletín de Calor que elabora la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad. Sanidad recuerda la importancia de mantener una hidratación adecuada mediante la ingesta de abundantes líquidos y el consumo de alimentos ricos en agua como fruta, ensaladas, gazpacho, etc. Las personas mayores deben beber al menos dos litros de agua al día, incluso aunque no tengan sed.

Es aconsejable no realizar ejercicio físico durante las horas más calurosas del día y restringir los paseos especialmente entre las 12 y las 17 horas, procurando llevar prendas de tejidos naturales, ligeros y de colores claros. Los expertos insisten en que nunca se deje a una persona en un vehículo expuesto al sol, y que los ciudadanos estén pendientes de familiares, vecinos y personas vulnerables, especialmente si viven solas. También hay que recordar que en verano es importante usar protector solar y evitar la exposición al sol, especialmente en los niños.

El riesgo más grave es el golpe de calor, pero existen otras situaciones de agotamiento por calor o aparición de calambres que requieren también de cuidados de rehidratación. Si se tiene una gran sudoración junto con sensación de debilidad o mareo, o si aparecen calambres musculares, dolor de cabeza, náuseas, etc., se debe cesar toda actividad, beber líquidos y refrescar el cuerpo

Por último, se recuerda que en caso de que se esté tomando algún medicamento de manera habitual, conviene consultar con el médico o farmacéutico por si fuera necesario ajustar la dosis. Ante emergencias causadas por el calor, se recuerda que hay que contactar con el 112.

El Plan, que coordina la Dirección General de Salud Pública, cuenta con diversos canales para informar a los profesionales sanitarios, a los servicios sociales y a la población en general sobre el nivel de riesgo de las temperaturas y adoptar así medidas de precaución. Los ciudadanos interesados pueden suscribirse mediante el teléfono móvil a la recepción de mensajes SMS de las alertas, enviando el texto ALTACALOR al 217035 y en la página web: http://www.comunidad.madrid/servicios/salud/calor-salud

El Plan cuenta con tres niveles de riesgo en función de las temperaturas y su intensidad en el tiempo. El nivel de ‘Riesgo 0 o Normalidad’, representado por un sol verde, indica una situación de ausencia de riesgo y se establece cuando la temperatura máxima prevista para el día en curso y los cuatro días siguientes no supera los 36,5ºC.

El nivel de ‘Riesgo 1 o Precaución’, representado por un sol amarillo, se activa cuando las temperaturas máximas previstas, bien para el día en curso o cualquiera de los 4 días siguientes, es igual o superior a 36,5 ºC, siempre que no se supere dicha temperatura más de tres días consecutivos. Implica, además informar de este nivel a la Red de Asistencia Sanitaria y a las diferentes instituciones responsables de la intervención (servicios sociales, ayuntamientos, etc.).

El nivel de ‘Riesgo 2 o Alto Riesgo’, representado por un sol rojo, se determina cuando  se prevé para el día en curso o cualquiera de los 4 días siguientes temperaturas iguales o superiores a 38,5 ºC, o bien marcan los 36,5 ºC o registros superiores durante 4 días consecutivos. Igualmente, comprende la comunicación a las instituciones socio-sanitarias.

El Servicio de Alertas en Salud Pública ha activado el nivel 1 de alerta por ola de calor, ya que a partir de hoy martes 25 de junio, las temperaturas máximas previstas serán superiores a los 36,5ºC. En este nivel 1 de alerta o de precaución se aconseja adoptar una serie de medidas de protección de la salud:


1.- Beba agua o líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed.

2.- Preste especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.

3.- Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados.

4.- Procure reducir la actividad física y evitar practicar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12:00 a 17:00 horas).

5.- No tomar comidas calientes ni abuse de las bebidas alcohólicas.

6.- Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

7.- Use ropa ligera, holgada y de tejidos que dejen transpirar.

8.- Nunca deje a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado.

9.- Utilice sombreros, gafas de sol y cremas protectoras solares.

10.- Durante el día baje las persianas y cierre las ventanas; ábralas por la noche para ventilar. Mantenga los alimentos en el frigorífico y vigile siempre las medidas higiénicas.

Además se ofrecen unas pautas para actuar ante una persona con un golpe de calor:

  • Llamar inmediatamente al teléfono único de emergencias 112.
  • Colocar al enfermo en un lugar a la sombra.
  • Quitar la ropa para airearle.
  • Si está consciente, colóquele con la cabeza ligeramente elevada y ofrézcale abundante agua.
  • Refrésquela con agua fría o hielo, sobre todo la cara y axilas.
  • No meterlo en la bañera para enfriarle.
  • Si está consciente, colóquele tumbado de lado, con las piernas flexionadas.
  • Nunca ofrezca líquidos a una persona inconsciente.

El tráfico y las altas temperaturas, así como el mayor número de horas de radiación solar y la ausencia de viento suelen ser los elementos que provocan que en las áreas metropolitanas, los episodios de contaminación por ozono troposférico se produzcan con cierta frecuencia durante los meses de verano.

Ante posibles episodios desde la Concejalía de Medio Ambiente ofrecen una serie de recomendaciones tanto para evitarlos como sobre qué hacer cuando se producen. En cualquier caso el Ayuntamiento informará de la superación de los niveles y de las medidas a adoptar de la forma más rápida posible.

Las personas más sensibles a la contaminación atmosférica tales como menores y adultos con afecciones respiratorias deberían evitar realizar esfuerzos físicos prolongados al aire libre, en horarios de máxima radiación solar.

Cómo desplazarse

A la hora de desplazarse es conveniente reducir el uso del vehículo privado y utilizar el transporte público, la bicicleta u otros medios no contaminantes. Es buena idea compartir coche. Asimismo se recomienda practicar una conducción sin aceleraciones súbitas, frenazos o con exceso de velocidad ya que las referidas prácticas aumentan las emisiones contaminantes de su vehículo.

También debe llenarse el depósito de gasolina a primeras horas de la mañana o después de las ocho de la tarde, cuando la luz solar no es lo suficientemente intensa para formar ozono.

Medidas en casa

En casa se recomienda ahorrar energía y apagar la luz cuando no sea necesaria. Es recomendable disminuir el uso de disolventes, ya que la evaporación de los mismos, incluidos los limpiadores domésticos, pinturas y barnices, es una fuente importante de precursores del ozono.

El ozono troposférico no se emite directamente a la atmósfera. Es un contaminante secundario, lo que quiere decir que se forma a partir de reacciones fotoquímicas complejas con intensa luz solar entre contaminantes primarios como las emisiones de los coches y compuestos orgánicos volátiles, que se generan a partir de un número de fuentes variado que implican el uso de disolventes.

Fuente: eltelescopiodigital.com