Novedades

Desde el taxi al laboratorio

Desde el taxi al laboratorio

Un grupo de mujeres taxistas de distintos lugares de España están liderando un reto vital para ti, para nosotros, para toda la sociedad: financiar la investigación contra el cáncer infantil.

Los resultados que están logrando son absolutamente increíbles. Desde que hace seis años empezaran a vender las “pulseras de vida” desde el asiento de sus taxis y en cada lugar o evento al que se las llevan, ya han conseguido recaudar 240.000 euros que se han destinado a la investigación de nuestra Unidad CRIS de Terapias Avanzadas en Cáncer Infantil del Hospital La Paz.

240.000 pulseras realizadas con mucho esfuerzo e ilusión. Para ellas llevar a cabo este increíble reto es una gran motivación que día a día va creciendo porque saben que están haciendo algo fundamental para todos los niños y niñas que hoy padecen un cáncer para el que todavía no existe tratamiento.

Lo que empezó como la iniciativa personal de Eva Torres, de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT), ha ido creciendo hasta convertirse en un proyecto en el que hoy participan más de un centenar de mujeres de toda España.

En nuestro país, el cáncer infantil es hoy la primera causa de muerte por enfermedad de los niños menores de 14 años. Sin embargo, la investigación clínica es prácticamente inexistente en nuestros hospitales.

Por eso, cada apoyo a la investigación marca la diferencia. Si no puedes organizar un reto o recaudar fondos en tu entorno, siempre puedes hacerte socio de CRIS. Con tan solo 9 euros al mes estarás ayudando a que nuestra Unidad en Cáncer Infantil siga ofreciendo esperanza a los niños que más necesitan la investigación para superar la enfermedad. ¿podemos contar contigo hoy?…

Hazte socio de CRIS contra el Cáncer >>>

 

Fundación CRIS contra el Cáncer
Calle Princesa de Éboli 9, local B, 28050 Madrid

La Fundación CRIS nace con un único objetivo: vencer al cáncer a través de la investigación. Un desafío enorme pero que justifica todo el esfuerzo, el talento y el compromiso necesario para conseguirlo, y que además, cada día, nos llena de esperanza y vida.

Porque con CRIS, invertir en investigación es invertir en vida.