Novedades

Melisofobia, aversión a las abejas y avispas

Melisofobia, aversión a las abejas y avispas

La melisofobia o también llamada apitofobia, es el miedo persistente e injustificado a las abejas y avispas, o a ser picado por ellas y ademas, es una fobia muy común entre las personas.

Es una de las zoofobias más frecuentes entre los niños, llegándoles a privar de disfrutar y formar parte de actividades al aire libre. Por lo general cuando somos pequeños nos enseñan a temer a las abejas y avispas, y a que tenemos que alejarnos en lo posible de ellas, esto puede provocarnos un miedo irracional a estos insectos. Las personas con más edad controlan el miedo a las abejas más fácilmente, sin embargo, algunos adultos no pueden evitar este miedo.

La causa de esta fobia se debe principalmente al hecho de haber tenido malas experiencias con las picaduras de estos insectos, y sobre todo si la persona es alérgica a sus picaduras. La mayoría de la gente ha sufrido la picadura de una abeja o avispa, o bien conoce algún familiar o a alguien que haya sufrido estas picaduras. Las picaduras de abejas o avispas suelen ser muy dolorosas y desagradables, y a nadie le gustaría recibir ninguna de ellas. Debido al dolor e irritación que producen sus picaduras durante varios días, es muy normal el miedo moderado tanto a las abejas como a las avispas. El simple zumbido de una de ellas puede provocar a los melisofóbicos un estado de miedo y pánico tan intenso, que siente la necesidad inmediata de salir corriendo del lugar donde se encuentran.

Las personas que sufren esta fobia cada vez que sienten la presencia de abejas o avispas, experimentan elevadas sensaciones de ansiedad, agustina, malestar general e incluso pensamientos de que puede causarles la muerte, acompañados de sudoración, temblores, mareos, aceleración del ritmo cardíaco, dificultad respiratoria, etc.