Novedades

Trucos caseros para limpiar tu coche, que sí funcionan

Trucos caseros para limpiar tu coche, que sí funcionan

¡¡Atención!! Dirigido a todos aquellos, que quieren más a sus coches que, a nada en el mundo:

¿Quieres recuperar el brillo de tus faros opacos, quitar las manchas de la tapicería, o devolverles la juventud a tus llantas? Pues Atentos, porque te trasladamos 7 TRUCOS CASEROS. No hace falta gastarse un dineral en el mantenimiento del coche.

1. El fin de los faros opacos
Sólo necesitas pasta de dientes, un cepillo de cerdas suaves, y un paño. La pasta de dientes puede ser cualquiera, pero aquellas denominadas como “anti-sarro” son las más efectivas. Aplica la pasta de dientes directamente sobre el faro con el cepillo, deja que se seque un poco y después la retiras con el paño y un poco de agua.

2. Mosquitos
Si tienes a mano un paño y una moneda de 1 euro tienes la mejor solución en tus manos. Humedece el paño y colócalo sobre el cristal. Sobre él, la moneda. Ahora lo único que tienes que hacer es frotar el cristal y todos los mosquitos se irán quedando en el trapo uno a uno. La moneda hace que se desincrusten fácilmente, así puedas limpiar el cristal sin esfuerzo y con mucho mejor resultado que sólo con un paño.

3. Acaba fácilmente con las manchas de la tapicería
El día a día puede llegar a ser duro para tus asientos, y más si son de materiales como el cuero. Para ellos, lo mejor son los acondicionadores específicos y la hidratación (siempre puedes usar Nivea). Pero para las tapicerías de tela, más sufridas, lo tendrás más fácil. Es simple: ten a mano toallitas de bebé para quitar las manchas.

4. Protectores deteriorados en ventanas y puertas
Para zonas que acusan mucho el paso del tiempo como las juntas de las puertas, los protectores de las ventanas… O por ejemplo en el exterior, los protectores de los pasos de rueda y los embellecedores de las puertas (que suelen ser de color negro), lo mejor es la vaselina neutra. Después de limpiar la zona a tratar, echa vaselina para hidratar y expandela bien. Notarás cómo prácticamente al instante la pieza rejuvenece.

5. Llantas deslucidas
Para que las llantas no pierdan en brillo y esplendor, puedes hacer una pasta casera a base de vinagre y bicarbonato, o simplemente con bicarbonato y agua. Mezcla ambos ingredientes hasta que te quede una pasta homogénea y medianamente densa y aplica en las llantas con un cepillo. Deja actuar viendo cómo se seca la pasta y retírala. Habrás logrado un “efecto pulido” instantáneo. Si no te convence este truco casero, lo más fácil es usar un producto anti-grasa, como el KH7 o similar. Eso sí, el efecto no será tan duradero.

6. Polvo en el salpicadero
Si quieres mantener tu salpicadero en perfecto estado y que luzca como el primer día, no basta con limpiar el polvo con una gamuza como las que tenemos en casa para tal fin. En el coche, lo más efectivo son los milagrosos paños de microfibra. Los encontrarás en cualquier gran superficie y son muy económicos a la par que efectivos. Retiran el polvo y otras partículas de suciedad al instante y producen que tarde más en aparecer por su efecto “repelente” gracias a los materiales con los que se fabrican.

7. Gamuza en lugar de esponja
Para cuidar de tu carrocería y que no se dañe al limpiar el coche, además de las tradicionales esponjas, puedes usar gamuzas que al igual que los paños de microfibra, son fáciles de encontrar en el mercado y son económicas. Puedes encontrarlas de distintos colores y espesores, al igual que de distintas formas. •


Alberto VP
Trend Cars, S.L