COSTA RICA

Costa Rica, aun siendo pequeño en tamaño (51.100 km²), geográficamente es una tierra de extremo contraste. Situada en el trópico, posee tres cadenas montañosas (Volcánica Central, Talamanca y Guanacaste), responsables de la constante actividad sísmica, de los volcanes, del distintivo de las zonas climáticas y de la inmensa diversidad biológica.

Con la casi excepción del Valle Central, el resto está ocupado por grandes llanuras. La alternancia de selvas calientes, fértiles pastos, tierras altas, frías cumbres montañosas y una larga línea costera salpicada de playas tanto en el Caribe como en el Pacífico hacen del país una tierra fascinante y variada.

En general, el clima en Costa Rica es muy agradable tanto en la época seca, que se extiende de diciembre a abril, como en la época lluviosa, que comprende los meses de mayo a noviembre. En esta última, habitualmente se esperan lluvias en las tardes, mientras las mañanas son soleadas. La temperatura promedio es de 22º C, y sube considerablemente en las zonas costeras. Los cambios de temperatura son constantes y en virtud de las cortas distancias se pueden experimentar diferencias térmicas en un solo día.