Novedades

Ruta del Cares

Ruta del Cares

Considerado uno de los caminos más bellos de España, discurre a través de grutas, puentes y senderos esculpidos en la roca

La Ruta del Cares es una de las sendas más conocidas de los Picos de Europa, situada entre la provincia de León y el Principado de Asturias. Discurre por la garganta del río Cares, entre la localidad asturiana de Puente Poncebos y la leonesa de Posada de Valdeón pasando por la de Caín, también leonesa. Antaño, la ruta era la única comunicación entre ambos pueblos durante las nevadas de invierno.

La Ruta del Cares se abrió en la roca para poder realizar el mantenimiento del canal de alimentación de la central hidroeléctrica de Camarmeña - Poncebos. El canal fue inicialmente construido entre el año 1916 y 1921, y posteriormente ampliado entre 1945 y 1950. La orografía inaccesible del cañón dificultó en gran medida las tareas de construcción, que requirieron el uso de dinamita y de cuerdas desde las cuales se suspendían los obreros que realizaron su construcción. De los 500 obreros que participaron en los trabajos de ampliación de la ruta, once fallecieron por causa de accidentes laborales. La Ruta del Cares discurre por la popularmente conocida como “Garganta Divina” del río Cares, y se trata de un camino a media altura de aproximadamente 12 kilómetros.

Aunque el río Cares hace un desfiladero mucho más largo, atravesando las montañas, en dirección al mar. Atraviesa de Sur a Norte, Valdeón (León), Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja. Lo que se conoce como la ruta del Cares, es la parte que se hace andando, por un sendero elevado sobre el río. La roca en la que se abre el desfiladero es de caliza gris en la que hay multitud de oquedades, algunas de las cuales se han aprovechado para refugio del ganado lanar que pasta por el lugar. Cuando llega la ruta a Caín, el desfiladero se abre, y el camino atraviesa el mismo por un puente.

La espectacularidad y el moderado desnivel de la Ruta del Cares la convierten en idónea para la práctica del senderismo. De los cerca de dos millones de personas que anualmente visitan el Parque nacional de Picos de Europa se estima que la Ruta del Cares es la senda que recibe mayor afluencia de visitantes. Para evitar accidentes y contratiempos se recomienda la utilización de calzado adecuado, si llevamos botas mucho mejor que zapatillas debido a las piedras que encontraremos por el camino. También convendrá llevar agua si hace mucho sol, son muchos kilómetros y no hay sombra hasta llegar a los túneles y tenemos que estar bien hidratados. Dependiendo del ritmo que llevemos podrá variar bastante el tiempo que nos lleve, sobre todo si se hace la ruta de ida y vuelta, por lo que igualmente será conveniente llevar algo de comida.

La Ruta del Cares es en opinión de muchos la ruta a pie más impresionante al alcance de cualquier persona, incluso sin experiencia previa en la montaña. La Ruta del Cares se extiende a lo largo de doce kilómetros de gran riqueza paisajística entre las localidades de Caín en León y Poncebos en Asturias, un recorrido que tarda en completarse cuatro horas a pie sólo la ida, y ocho si se hace ida y vuelta.