Novedades

El nuevo Bus-VAO saldrá del Puente del Arco que une Torrejón y Alcalá

El nuevo Bus-VAO saldrá del Puente del Arco que une Torrejón y Alcalá

Está previsto que entre en funcionamiento dentro de un año, y ocupará uno de los carriles que ya existen en la autopista durante las horas punta

 El Ministerio de Fomento ha presentado los avances llevados a cabo en el proyecto del carril bus exprés, que de forma experimental, comenzará a implantarse en la A-2 a lo largo del año 2018. El consejero de Trasportes, Vivienda e Infraestructuras de la comunidad de Madrid, Pedro Rollán, junto al ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, y la delegada de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, han mantenido un encuentro en el Ministerio para avanzar sobre el proyecto.

El futuro carril bus exprés, es un proyecto liderado por el Ministerio de Fomento a requerimiento del Gobierno regional. El objetivo es implantar en la A-2 el mismo modelo de carril bus ya existente en la A-6, que tan buenos resultados está cosechando, posibilitando que miles de usuarios utilicen diariamente el transporte público en el acceso a la capital, en detrimento del vehículo privado. El proyecto cuenta con un inversión de 15 millones de euros.

Este proyecto, ha avanzado de la Serna, reservará el carril izquierdo de la calzada durante las horas punta, para la circulación exclusiva de autobuses y vehículos con alta ocupación. El carril se gestionará mediante un sistema de “Gestión Inteligente de la Carretera” (ITS), que permitirá activarlo o desactivarlo en tiempo real, y en función de las necesidades del tráfico en ese momento. El sistema está dotado con tecnología de última generación como balizamientos luminosos en la vía y señalización dinámica. No existirá separación física entre este carril y el resto de carriles de la calzada.

Así, en sentido entrada a Madrid, el carril partirá a la altura de la M-300, entre los municipios de Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares, finalizando en el intercambiador de Avenida de América, cubriendo una distancia de 19 kilómetros. En sentido salida, partirá desde el mismo intercambiador de Avenida de América, no quedando aún definido el punto de destino, ya que en estos momentos el proyecto aún se encuentra en fase de redacción.

Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando de Henares, el barrio de Canillejas en Madrid y el intercambiador situado en la Avenida de América, serán los puntos de acceso del carril bus exprés. El Consorcio Regional de Transporte ha llevado a cabo una serie de estudios de movilidad donde se recoge que los usuarios que utilicen esta plataforma podrán ahorrar hasta 15 minutos en trayecto que de media ocupa en la actualidad 40 minutos.

El carril bus cobrará especial relevancia y mayor eficiencia durante las horas punta. Se prevé que la mejora de este servicio y la reducción en los tiempos de espera, puedan incrementar hasta en un 15 por ciento la demanda del servicio de los autobuses interurbanos en el Corredor del Henares. Más de 15.000 usuarios se podrán beneficiar de este proyecto, que supondrá un ahorro para los madrileños de 500.000 horas al año y que contribuirá a la mejora de la calidad del aire evitando la emisión de hasta 900 toneladas de CO2 al año, eliminando el uso del vehículo privado y reduciendo los tiempos de tránsito.

El corredor de la A-2 presenta una elevada intensidad de tráfico que, en horas punta, produce importantes y frecuentes retenciones. Este proyecto tiene como objetivo principal fomentar el transporte público, reduciendo para ello los tiempos de viaje de los usuarios de autobuses en el corredor de la A-2 entre Alcalá de Henares y Madrid para, de esta forma, aumentar la capacidad de transporte de viajeros de esta autovía.

Además, se busca aumentar la fiabilidad del transporte por autobús disminuyendo las perturbaciones que las congestiones pueden ocasionar en los usuarios de este modo. Todo ello sin empeorar el nivel de servicio de la A-2 respecto a la situación actual, de forma que los vehículos que no puedan utilizar el BUS-VAO no tengan demoras apreciables en sus tiempos de recorrido actuales.

La solución que se contempla para lograr ese objetivo, que en una primera fase se centrará en el sentido de entrada a Madrid, es dotar a la A-2 de la infraestructura necesaria para permitir el uso exclusivo del carril izquierdo en hora punta de la mañana en días laborables, para vehículos tipo autobús, motocicletas y V.A.O.

El carril se gestionará mediante un sistema de “Gestión Inteligente de la Carretera” (ITS). Se dispondrán, tanto en el tronco de la A-2 como en las incorporaciones a esta autovía, dispositivos de señalización variable, fundamentalmente, paneles de mensaje variable y balizas luminosas en firme de carretera, que indiquen a los usuarios de la autovía en tiempo real las restricciones que se imponen al uso del carril izquierdo. No existirá separación física entre este carril y el resto de carriles de la calzada. Las administraciones implicadas firmarán un convenio donde se establezcan las obligaciones de cada parte en lo que respecta a la futura ejecución de estas obras.

 

Fuente: eltelescopiodigital.com