La vida en directo de las aves

La vida en directo de las aves

Cigüeñas, halcones y buitres protagonizan el “reallity” que arrasa en las redes

Emisión a través de Internet 24 horas al día los siete días de la semana. Fans incondicionales que no dudan en llenar las redes sociales comentando lo que ocurre en directo. Abandonos forzosos y voluntarios, y hasta edredoning son los protagonistas del “reallity” que arrasa en Internet cuando llegan los meses de calor. Y lo más sorprendente es que sus “concursantes” no son humanos, sino aves.

Así SEO BirdLife decidía hace tres años instalar una cámara web en un nido de buitre leonado, con la intención de mostrar al mundo la vida en directo de uno de los especímenes característicos de la fauna española. Y lo cierto es que enseguida la iniciativa incendió las redes. Muchos miles de personas se acercaban a ese primer nido virtual desde las pantallas de sus ordenadores para descubrir cómo era la vida de estas aves en Rascafría. Los que conectaron en 2014 pudieron ver todo el cortejo de una pareja de buitres, como tenían una cría, y como este nuevo buitre iba creciendo hasta ser anillado y abandonar el nido. Eso sí, antes de que “Risco” alzase el vuelo, se le colocó un localizador GPS que permite tenerle controlado en todo momento.

Un año más tarde la experiencia se repetía, y la cámara esta vez captaba el nacimiento de un polluelo de nombre “Brisa”, un nombre escogido por los niños de un colegio de Las Rozas que participaban en un campamento de verano.

En 2016 “Rasca”, que es el nombre del polluelo nacido bajo la mirada de los internautas, tuvo que compartir protagonismo con otras dos cámaras instaladas en nidos de Alcalá. Así, el Consistorio complutense alcanzaba un acuerdo con la ONG para colocar una cámara en el nido de cigüeña situado sobre la torre del Ayuntamiento, y otra en el nido de halcón peregrino ubicado en Torre Garena. Las dos cámaras enseguida despertaban el interés y la curiosidad de los internautas, y en especial de los alcalaínos, para los que las cigüeñas son ya parte de la familia. Y es que el nido sobre el Ayuntamiento es, con mucha diferencia, la cámara más seguida además de ser la que más contenido aporta.

Así, y sin ir más lejos, esta temporada 2017, el nido de cigüeñas ha vivido el cortejo, la puesta de cinco huevos, el nacimiento de cuatro crías, de las que tres tuvieron que ser retiradas por los forestales y los bomberos, y mil y una vicisitudes de los “habitantes del nido”: inclemencias medioambientales, cámaras golpeadas por los pájaros, una bolsa de basura utilizada como manta, y hasta la aparición estelar de los “padres” en la entrega del Premio Cervantes a Eduardo Mendoza.

Pero si las cigüeñas del nido de Alcalá son auténticas estrellas mediáticas, los halcones de Torre Garena no se quedan atrás, pues son una de las once parejas que han escogido ciudades de la Comunidad de Madrid para vivir. Según contaba la ONG, la pareja intentó hacer su nido hace casi diez años en los cortados del Henares, pero la presencia de búhos dispuestos a comerse a sus crías les complicó la tarea.

En octubre de 2015, SEO BirdLife instalaba en Torre Garena una caja nido que la pareja utilizó únicamente para posarse y que fue estrella de la emisión del año pasado, Sin embargo, para criar volvieron a intentarlo en pleno río Henares, fracasando de nuevo. Ante la imposibilidad manifiesta, los halcones decidían, ya en 2017, “mudarse” definitivamente a la cuna de Cervantes, convirtiendo el nido en su hogar, y criando allí a tres pequeños halcones que hacen las delicias de miles de internautas.

Y desde hace tan sólo unos días, los halcones de Alcalá tienen competencia, pues la ONG ha decidido instalar una cámara en pleno corazón de la capital de España, en concreto en otro nido de halcón situado en el Museo de América, un espacio que, de momento, los halcones sólo utilizan para posarse.
Sin embargo, detrás de este “reallity show” de las aves hay motivos muy importantes, tal y como explica SEO BirdLife:
“Suele decirse que para conservar algo es necesario apreciarlo antes. Y para apreciarlo hay que conocerlo previamente. Esta es una de las máximas de nuestra organización. Desde 1954, cuando nos constituimos como sociedad, nos hemos dedicado a estudiar, conservar y divulgar las aves y la naturaleza. Sentimos pasión por nuestro entorno, por la investigación, el cuidado y el disfrute de la vida silvestre y el aire libre. Y las webcams son la última expresión tecnológica de este empeño en el que nos hemos esforzado desde hace décadas. Estas cámaras online, situadas estratégicamente cerca de los nidos sin causar molestias a las aves, pueden ayudar a mejorar el conocimiento de su biología y contribuir a su conservación, pero son, además, una magnífica herramienta de divulgación para que cualquier ciudadano pueda apreciar nuestra fauna desde una perspectiva privilegiada. Invitamos a todas las personas a conectar con la naturaleza y a hacerlo incluso desde la lejanía, sentadas frente a un ordenador. Esperamos que la emoción diaria de asistir a las peripecias de estas aves sea un motivo más para amar la naturaleza y las aves y para salir al exterior a verlas de cerca”. •

Samuel Román