Novedades

Torrejón recicló más de trece toneladas de aceite durante 2016

Torrejón recicló más de trece toneladas de aceite durante 2016

Balance de los contenedores naranja de INLADE

Durante su primer año de funcionamiento de los nuevos contenedores naranja instalados en distintas zonas de la localidad de Torrejón se han reciclado más de 13 toneladas, 13.181 kilos de aceite y 1.840 kilos de líquido de toners. Ya están funcionando 20 en calles y plazas de gran tránsito de ciudadanos, para favorecer su conocimiento, utilización y la posterior gestión de este residuo y en breve se van a instalar 4 más en otros puntos del municipio, dos en Soto Henares y otros dos en la Zona Centro.

Los contenedores se han instalado en las entradas del Polideportivo Joaquín Blume, del Velódromo de la calle Londres, del edificio Polifuncional y del Centro Cultural El Parque, en la Plaza del Maestro Rotonda Londres/Budapest, en la calle Silicio 32, en la avenida Unión Europea con c/Bélgica, en la calle Cardoso/ Iglesia y en los colegios Giner de los Ríos, Ramón Carande, Juan Ramón Jiménez, Alba, Camino Real, San Juan Evangelista, La Gaviota, Beethoven, Severo Ochoa, Humanitas y Vicente Alexandre.

De esta forma, la Fundación Inlade recogerá a través de sus trabajadores, que son personas con discapacidad intelectual, el aceite de cocina depositado por los vecinos de Torrejón de Ardoz en recipientes cerrados, para que pueda ser reciclado, obteniendo ingresos con esta venta para esta fundación que tan magnífica labor realiza en Torrejón con la personas con discapacidad. Se recoge tanto en el punto limpio, así  como en los contenedores habilitados en los colegios públicos de Torrejón con la campaña “¡¡Que no te resbale. Súmate al Naranja!!”. La campaña la realizan los propios trabajadores con discapacidad de la Fundación INLADE, donde se les regala un embudo a cada alumno del colegio y se le enseña a como reciclar el aceite de manera correcta.

La recogida de aceite usado de cocina se inició, de forma experimental, en la primavera de 2015 con la instalación de contenedores en 13 edificios públicos y colegios. La recogida, transporte y gestión de este residuo la realiza la Fundación INLADE de Astor, que emplea a trabajadores discapacitados. Los beneficios del reciclaje de este residuo también van íntegramente a esta asociación sin ánimo de lucro, dedicada a la atención de niños con discapacidad física o intelectual.

Gracias al civismo de los vecinos que depositan el aceite de cocina usado, se generarán mediante el reciclaje ingresos económicos para la Fundación INLADE de ASTOR que permitirán mantener puestos de trabajo de personas con discapacidad intelectual, además de hacer una excelente labor en favor del medio ambiente.


Fuente:
eltelescopiodigital.com