Los sindicatos denuncian colapso en los Hospitales antes de comenzar la incidencia de la gripe

Los sindicatos denuncian colapso en los Hospitales antes de comenzar la incidencia de la gripe

Según CSIT, en La Paz ya es algo habitual todos los inviernos

CSIT UNIÓN PROFESIONAL denuncia la situación de colapso permanente que atraviesa el Servicio de Urgencias del Hospital público madrileño La Paz año tras año con la llegada del frío. Este hecho repercute de manera negativa en la calidad asistencial ofrecida a los pacientes, así como en la eficiencia de los profesionales que, a pesar de esta situación totalmente desfavorable, vienen sacando adelante el trabajo gracias a su esfuerzo, rigor y profesionalidad, ampliando, inclusive, su jornada laboral, con la sobrecarga que ello conlleva, sin que disminuya la calidad ni la humanidad en la atención a los enfermos.

La Sección Sindical de CSIT UNIÓN PROFESIONAL en el Hospital Universitario La Paz viene denunciando desde hace años la falta de: personal, infraestructuras adecuadas y recursos materiales en este centro. Con la llegada del frío, tal y como viene sucediendo desde hace tiempo, el número de pacientes en las Urgencias del Hospital La Paz ha aumentado de manera estrepitosa. De nuevo, la limitación de espacio y las salas repletas, unido a la escasez de personal sanitario, origina que los enfermos que acuden tengan que esperar durante horas, en ocasiones, hacinados, para poder ser atendidos. Esta situación, en la que los espacios se ven reducidos considerablemente, al concurrir más aforo del estipulado, desborda a los profesionales y atenta contra la propia dignidad y seguridad del paciente. Asimismo, desde CSIT UNIÓN PROFESIONAL subrayamos que el número de pacientes, pendientes de ingresar en una planta de hospitalización, es muy superior a las camas ofertadas, lo que ocasiona un efecto de embudo y colapso en este Servicio.

A pesar de ello, la Dirección de este Hospital continúa sin dar una solución ni alternativa a este problema. A fin de evitar los colapsos en Urgencias por la gripe y otras dolencias estacionales características de esta temporada invernal, esta Organización Sindical reclama, entre otros, que las dotaciones de personal se lleven a cabo de forma estructural y no coyuntural, dado que los contratos temporales que se han realizado no evitan, ni solucionan en ningún caso, que cíclicamente se produzcan estos colapsos en el centro. Estas circunstancias serían evitables si se llevara a cabo un plan de contingencia adecuado.

Desde CSIT UNIÓN PROFESIONAL creemos que la habilitación de la Sala de Pre-Alta de este Hospital, que en la mayoría de las ocasiones se encuentra vacía, sería una posible solución a este problema endémico. Esta sala, que depende de las altas que se den en las plantas de hospitalización, serviría para liberar camas y poder ingresar nuevos pacientes de la Urgencia a las plantas. Mientras tanto, han de ser, como viene siendo habitual, los profesionales y pacientes de las Urgencias los que tienen que asumir las consecuencias de esta falta de planificación y previsión.

CSIT UNIÓN PROFESIONAL solicita a la Administración sanitaria que adopte con la máxima celeridad posible, las medidas necesarias para resolver esta situación y evitar que se produzca nuevamente. CCOO denuncia que la mayoría de los servicios de urgencias hospitalarias de la Comunidad de Madrid están colapsados y que esto ocurre sin que haya llegado aún a la región la epidemia de gripe, por lo que la situación puede ser “catastrófica” cuando comience la epidemia anual.

Año tras año se repite la caótica situación en las urgencias hospitalarias producida por la afluencia de pacientes afectados por la gripe o por el agravamiento de enfermedades respiratorias, sin que la Consejería de Sanidad implemente a tiempo y proporcionalmente los recursos humanos y materiales necesarios para una adecuada asistencia a las personas usuarias y sin someter a los trabajadores y trabajadoras a situaciones límite.

El recorrido por los puntos cardinales sanitarios de la región dibuja un panorama desolador. Como denunció CCOO el pasado mes de diciembre, la reducción del horario de citas en Atención Primaria que la Consejería pretende poner en marcha la próxima semana agudizará aún más el “colapso” en las urgencias hospitalarias, en el SUMMA 112 y en los Servicios de Atención Rural (SAR).

En las urgencias del Hospital del Henares, en una sala diseñada para atender a 20, están hacinados hasta 62 pacientes, tal y como ocurrió el día 3 de enero. Se atiende a pacientes en sillones, por no disponer de camillas para su atención, y las personas enfermas se ven obligadas a pernoctar en esos mismos sillones. Se incumple repetidamente la directiva de la Consejería que dirige Enrique Ruiz Escudero, que obliga a que un paciente ingresado no permanezca más de 24 horas en urgencias. El plan de invierno de la Comunidad de Madrid para la campaña 2018-2019 contemplaba el incremento de 31 camas, dos de ellas en la UVI, 17 Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería y cinco diplomados en Enfermería, refuerzo que CCOO considera muy insuficiente para las necesidades del centro.

La situación en el Hospital Clínico San Carlos no es mejor. En los boxes de urgencias habilitados para máximo cuatro camas, hay entre 12 y 16 camas o camillas, para evitar que los enfermos se hacinen en los pasillos, lo que hace que los boxes sean intransitables para el personal sanitario. En los últimos días se han llegado a registrar hasta 54 pacientes esperando ingreso, durante más de 12 horas. Hoy 17 personas llevan más de 72 horas en camillas de urgencias, en un box habilitado para seis pacientes. Por el momento no se han contratado refuerzos de personal.

En el Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes se han doblado camas en las habitaciones pero el personal de refuerzo previsto en el plan de invierno de la Consejería es muy insuficiente y no se ha implementado en todos los turnos. En la última semana las urgencias están colapsadas y se ha abierto una sala que tenía que estar cerrada porque no reúne las condiciones adecuadas para atender a los enfermos y porque no dispone de personal sanitario asignado para atender a esos pacientes. Las personas enfermas son acopladas en camillas y no hay posibilidad de colocar ni siquiera “carros para medicación”.

En el Hospital Ramón y Cajal la contratación de personal para el plan invernal se activó ayer pero las urgencias llevan días saturadas, según los datos de que dispone CCOO. La Gerencia Asistencial de Atención Hospitalaria disponía que se abrieran 16 camas y se contratará a 27 sanitarios más, para adultos y seis más para Pediatría, pero aún no se ha hecho efectivo. Ayer en el hospital había 497 enfermos y enfermas ingresados, 77 más que en la misma fecha el pasado año. El sindicato advierte de que en las próximas 48 horas se espera un pico de ingresos debido a la ola de frío polar que ha entrado en Madrid y los refuerzos aún no están disponibles.

El Hospital 12 de Octubre, los días 2 y 8 de enero, tenía más de 70 pacientes en una zona de urgencias dónde solo hay capacidad para 34 camas. En el Hospital del Sureste aún no hay saturación en las urgencias pero según señalan los representantes sindicales los problemas comienzan cuando se doblan camas en las habitaciones. Los habitáculos son muy pequeños y dos camas bloquean el paso por ejemplo de un carro de parada, si fuera necesario, para uno de los enfermos que comparten habitación. Esta situación se ha dado otros años coincidiendo con la temporada de gripe y la saturación de los centros hospitalarios.

CCOO exige al Gobierno de Ángel Garrido una dotación adecuada de profesionales y la apertura de camas suficientes en todos los hospitales para hacer frente a las necesidades y problemas de salud de los ciudadanos madrileños y para evitar las lamentables imágenes de interminables filas de camas amontonadas en los pasillos, absolutamente contrarias a lo esperado en una sanidad de progreso y de calidad. El plan de invierno 2018-2019 de la Comunidad de Madrid ha estimado la contratación de hasta 1.101 profesionales y la habilitación de hasta 721 camas, cifras que CCOO considera “claramente insuficientes” porque ya están saturadas las urgencias sin que haya llegado aún la epidemia de gripe estacional a Madrid.

La política de recortes sanitarios implantada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en los últimos años ha propiciado una progresiva disminución de las plantillas de los centros, que no sustituyen jubilaciones o bajas por enfermedad, provocando el aumento de intolerables demoras en las consultas de Medicina de Familia y Pediatría en Atención Primaria y repercutiendo en el incremento del número de pacientes que acuden a los servicios de urgencias de los hospitales.


 Fuente: eltelescopiodigital.com