Luces, cámara, acción

Luces, cámara, acción

Todas las ciudades de la Zona Este tienen su propio Festival de Cine

Poco podían imaginar los hermanos Lumière que el invento que presentaban un 28 de diciembre de 1895 se iba a convertir, tan sólo un siglo después, en algo, literalmente, al alcance de la mano de buena parte de la Humanidad, y es que la extensión de la tecnología ha provocado que todos llevemos en el bolsillo una cámara, lo que ha convertido en directores amateur a muchos vecinos.

Y para dar rienda suelta a su creatividad, los municipios grandes de la Zona Este han creado sus propios Festivales de Cine, unos certámenes en los que se premian los mejores cortos realizados por artistas locales, y que, en algunos casos, tienen repercusión internacional.

Así, por ejemplo, el más antiguo de la región, y uno de los más prestigiosos de Madrid es ALCINE, el Festival de Cine de Alcalá que convierte la ciudad complutense en un pequeño Hollywood cada mes de noviembre.

Después de 48 ediciones, el Festival tiene dos categorías a concurso: Certamen Nacional de Cortometrajes, y Certamen Europeo, cuyos ganadores, desde el año pasado, entran en la preselección de los Oscar. Pero además de los concursos, el Festival se rodea de toda una serie de eventos alternativos con el cine como protagonista. Así, “Pantalla Cero” y “Pantalla Abierta” proyectan películas que den lugar a debate; mientras que “Alcine Kids”, “El Cine y los Jóvenes” e “Idiomas en Corto” dedican sus títulos a niños y adolescentes.

Mucho más modesto que su vecino complutense es el Certamen de Cortos Ciudad de Torrejón, que, tras dos años como Muestra y tres como Concurso Local este año se estrena como concurso regional dedicado a la memoria del “mago” de los efectos especiales y torrejonero Reyes Abades.

Este nuevo concurso supone una importante modificación de las bases que han regulado las ediciones anteriores, dejando toda la decisión, tanto de elección de finalistas como de ganadores, en manos de un jurado. Hasta ahora, todos los cortos presentados se visionaban en una gran gala, y eran los propios directores de esos cortos los que elegían al ganador.

Coslada, por su parte, dedica toda una semana al Cine, y en concreto, al español, en las proximidades de la entrega de los Premios Goya. La Semana del Cine Español, que acaba de cumplir veinte ediciones, proyecta, en siete días, las películas nominadas y ganadoras de los Premios Goya celebrados tan sólo días antes. Además la Semana sirve para convocar el Certamen de Proyectos de Cortometrajes, un concurso que ya va por siete ediciones, y que ofrece cuatro mil euros para el rodaje de una película.

Tan sólo tres ediciones tiene el Festival de Cortos de San Fernando, Sanfernancine, un Festival cuyo origen es, cuando menos, curioso. Todo comenzaba en 2004, cuando la Concejalía de Mayores ponía en marcha un Curso de Cine. Dos años después los mayores que participaron presentaban su “opera prima”, el corto “Ironías de la Vida”, y en 2009, con alfombra roja incluida, el segundo “El Reto”.
 
Desde ese momento los “mayores cineastas” se convertían en una institución en la localidad llegando a conseguir el premio Nico 2013 por su obra “¿Y... si decimos que no?”, cuarto corto elaborado tras “Incomprensión”. Un año después volvían a luchar por un premio nacional con la pelicula “Amigas”. Este poso es el que llevó a la localidad a poner en marcha un Certamen de Cortos en 2016, concurso cuyos premios se fallan en la gran Gala de la Cultura de la localidad, en la que también se hacen públicos los ganadores del concurso de Teatro “El Moscardón” y se presenta la programación cultural del curso que comienza.

Arganda tiene una historia muy similar a la de San Fernando en el origen de su Certamen Internacional de Cortos. Un argandeño, Juan Ruiz Alonso, rodaba un corto sobre la historia de una cuidadora de enfermos de Alzheimer, en el que colaboraba el Centro de Día de AFA. El corto, con el nombre “El tiempo de los Ángeles”, se convertía en una auténtica revelación ganando los prestigiosos concursos Notodofilmfest y Extrema´Doc. Como consecuencia, la localidad se volcaba, al año siguiente, con el séptimo arte, estrenando Escuela Municipal de Cine (el primer corto realizado también llegó a la final del Notodofilmfest) y poniendo en marcha, el pasado mes de diciembre, un Festival Internacional de Cine al que se presentaron cortos de 37 países.

Por último Rivas lleva celebrando 17 años su Certamen Nacional de Cortos CreatRivas, al que se sumaba, desde hace nueve años, el Certamen Local. El CreatRivas, al igual que otros Festivales, se rodea de una serie de actos, como es la proyección para los niños de la localidad de los cortos participantes, y el premio del público se elige en una votación a través de Internetl.

Samuel Román