Las Meninas de Velázquez toman las calles de Madrid

Las Meninas de Velázquez toman las calles de Madrid

La capital rememora el éxito de la CowParade nueve años después

Hace 395 años un joven Diego de Velázquez instalaba su residencia en Madrid para convertirse en pintor de cámara del Rey Felipe IV, y durante los próximos meses, sus creaciones volverán a salir a las calles de la capital dentro de una sorprendente propuesta turística destinada a promocionar tanto la ciudad como la moda y el arte español.

Se trata de “Meninas Madrid Gallery”, una galería de arte urbano que llenará las calles con 80 piezas de arte diseñadas por artistas, diseñadores y personalidades de todo tipo. Y es que en el imaginario colectivo aún se encuentra la “Cow Parade” que convertía, hace nueve años, a Madrid en punto turístico de referencia. Y es que, si en 2009 eran 105 vacas las que inundaban las calles de la capital, ahora son las castizas Meninas de Velázquez.

La propuesta partía del artista Antonio Azzato, que creaba las 80 piezas de fibra de vidrio de 180 centímetros de alto, 160 de fondo y unos 30 kilos de peso. Después el artista las enviaba, en blanco, a artistas de todo tipo, como Alejandro Sanz, Ágatha Ruiz de la Prada, Carlos Baute, Blanca Cuesta, Pedro Sandoval, Diego Canogar o Jordi Mollá, con el mensaje de que debían plasmar en la escultura lo que transmite Madrid para cada uno de ellos.

Y los artistas aceptaron el “reto” entregando obras de arte que, al igual que las vacas, serán subastadas al final de la exposición para recaudar fondos con fines benéficos.

El elenco de creadores está formado por Lorenzo Caprile, Los Hermanos Torres, Gabriel Moreno, Jorge Vázquez, Domingo Zapata, Vicky Martín Berrocal, Pedro Sobrado, Eloy Morales, Pastron#7, Margarita Vargas, Nieves Álvarez, o Enrique Ponce, entre muchos otros. Un conjunto heterogéneo que no hará más que enriquecer el resultado final al mostrar diferentes formas de sentir y vivir el Arte. Asimismo, Meninas Madrid Gallery ha contado con la colaboración de entidades sin ánimo de lucro como Fundación Aladina, Fundación Créate y Fundación Alenta.

Así, desde el pasado 13 de abril, y hasta la primera semana de julio, las Meninas tomarán las calles más emblemáticas de Madrid, con la intención de fundirse con la ciudad, y ser reclamo turístico para todos aquellos que visitan la capital. Como ya ocurrió con las vacas, serán incontables las fotos que se hagan durante estos meses llevando la imagen de Madrid por medio mundo.

Y es que, tras la visita de CowParade en 2009, la propuesta cultural se ha ido acercando más a la forma de entender la cultura en cada “parada”. Así, por ejemplo, Berlín creó una exposición de “osos” por la Paz que ya han recorrido medio mundo, los United Buddy Bears.

Pero volviendo a las Meninas, ya están ubicadas en los lugares más representativos de Madrid, pues la propuesta busca mejorar la imagen turística de la capital, como demuestra que los organizadores sean ACOTEX y el Ayuntamiento de Madrid en el marco del proyecto Madrid Capital de Moda nacido en torno a la Madrid Fashion Week y que agrupa todas las actividades organizadas por el Consistorio con la moda como protagonista.

Y, al igual que ocurrió con la CowParade, las Meninas se situarán en las zonas más turísticas de la capital. Así, por ejemplo, la diseñada por Enrique Ponce ocupará la puerta de la Plaza de Toros de Las Ventas; cinco meninas se situarán alrededor de la Puerta de Alcalá; la “menina gastronómica” de los Hermanos Torres ocupará la Puerta del Sol; y la de Carlos Baute se situará en la Plaza Mayor.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha expresado su “orgullo” por esta exhibición y ha celebrado que se “saque a Velázquez a la calle”. Además, ha subrayado que “estas damas estén en nuestro corazón y en nuestro querido Madrid”, una ciudad “que hay que redescubrir y enamorarnos de ella”.

Alrededor de esta muestra se sucederán algunas actividades que potenciarán la imagen de Madrid como una capital de referencia en Europa y ayudará a dinamizar las zonas comerciales y a promover la actividad económica. •
Samuel Román