Halloween: Noche de brujas y fantasmas

Halloween: Noche de brujas y fantasmas

La tradición celta se ha convertido en fiesta mundial

Poco podían imaginar los antiguos celtas que su tradicional Samhain o Fiesta de la Cosecha iba a evolucionar en una tradición importada por Estados Unidos y, gracias a la colonización cultural, convertida en fiesta en todo el planeta. Pero así es, hoy Halloween, o la “Noche de Todos los Santos” se celebra en el mundo entero, convirtiendo a brujas, fantasmas y zombies en protagonistas de la noche del 31 de octubre en una celebración que hoy ha olvidado los años en que fue asimilada a la fiesta cristiana de Todos los Santos para recuperar sus orígenes celtas.

Y es que los druidas celebraban el año nuevo justo en el fin del verano, momento que coincidía con el fin de la época de cosechas y que precedía a los meses más oscuros del año. Precisamente por eso la noche de Samhain es también la noche en que las fronteras entre el mundo de los vivos y de los muertos son más débiles, y, según la tradición, que aún sigue viva en buena parte de Galicia, los ancestros se pasean entre los vivos, motivo por el cual conviene dejar comida fuera de la casa para evitar su enfado, una tradición que evolucionaría al “truco o trato” norteamericano.

Precisamente Estados Unidos adoptaría la fiesta en el siglo XIX, a través de los inmigrantes irlandeses, encargados de crear la tradición de la calabaza con una vela encendida en su interior. La noche de Halloween va arraigando poco a poco en los norteamericanos, pero no será hasta 1921 que se convierte en fiesta, con el primer desfile de Halloween. Desde entonces comenzará un proceso de implantación que se hará mundial a partir de los 70 y 80 gracias a la distribución de cine y TV estadounidense.

Y, aunque en un principio los españoles se mostraron reacios a una tradición “yankee”, poco a poco han ido aceptando la fiesta de Halloween, una fiesta que ya se celebra en prácticamente todos los lugares del país, y, por supuesto, la Zona Este no se queda al margen.

En concreto, Alcalá celebra desde hace ya siete años una “Marcha Zombie” por las calles del casco antiguo. La propuesta, que en cada edición tiene más adeptos, consiste en un gigantesco desfile de zombies acompañado de otras actividades, entre las que se incluye un concurso de decoración de escaparates.

Eso sí, Alcalá no sólo vive Halloween rodeada de zombies, ya que la localidad tiene una cita con el teatro en plena noche de difuntos convertida en Fiesta de Interés Turístico Regional: el “Don Juan en Alcalá”, una representación única del Tenorio de Zorrilla al aire libre que reúne a miles de espectadores cada año, y por la que han pasado actores de la talla de Maribel Verdú, Rafaela Aparicio, Tony Isbert, Fernando Guillén, Juan Diego, Amparo Larrañaga, o Gracita Morales.

Pero aún hay más, pues, desde hace ya varios años el Obispado complutense organizado una versión cristianizada de Halloween, el “Holywins” en el que los niños en lugar de disfrazarse de monstruos acuden a la Magistral vestidos de santos para pasar una víspera del 1 de noviembre de oración. Monstruos y muchos sustos hay en el también tradicional Caserón del Terror de la Casa Tapón complutense, convertida durante unos días en pasaje del terror desde hace ya cinco años.

También con un Caserón del Terror celebra Torrejón la noche de Brujas, aunque esta vez en un sitio cargado de misterio: los túneles situados bajo la Casa Grande de la localidad, unos túneles que nadie sabe para qué se construyeron ni quienes lo hicieron. Ahora, y sólo en la parte visitable, sirven de decorado para un Pasaje del Terror con 35 actores y veinte salas.

En Arganda también tienen su Caserón del Terror, en concreto en el Enclave Joven de la localidad, una actividad que cierra un mes dedicado al terror en el espacio; mientras que el Sureste organiza Pasajes del Terror y actividades para todos los gustos en Villalbilla, Morata o Aranjuez. Así, por ejemplo, Villar del Olmo tiene el honor de organizar uno de los mayores Pasajes del Terror del mundo, un recorrido de kilómetro y medio con diez escenarios y que recibe casi mil visitantes cada año.

Perales, por su parte, estrenaba este 2017 una propuesta que ya ha visitado otras zonas: un evento de rol en vivo al estilo de las Survival Zombie ambientado en los años 20 que llenó por unas horas la localidad de sucesos paranormales, al igual que los zombies visitaron Villalbilla en un evento de rol en vivo ambientado en el apocalipsis zombiel. •

Samuel Román