La UME dedica una estatua a Majo, un perro de rescate que murió en acto de servicio

La UME dedica una estatua a Majo, un perro de rescate que murió en acto de servicio

Además, otro de sus canes ganó el premio “Perro del Año 2016”

Hace unas semanas se entregaba en el Centro Militar Canino de la Defensa el premio al “Perro del Año 2016”, perteneciente a las Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y merecedor de la mención por "Servicios Distinguidos". El subinspector de Apoyo Veterinario, Carlos Agudo Mayorga, fue el encargado de entregar a Nick y a su guía, el cabo German Pérez, el premio. Pérez señaló, “El premio es de los dos y de la UME por estar preparados siempre para el momento preciso e indicado”.  Y definió a Nick como “su amigo”.

La selección del ganador del citado premio, se realizó el pasado cinco de mayo durante el transcurso de una votación en la que cada miembro del jurado defendía al perro del Ejército/Unidad que representaba. Para optar al galardón se presentaron perros del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil, Centro Militar Canino de la Defensa, Ejército de Tierra y de la Unidad Militar de Emergencias.

Nick es un pastor Belga Malinois de seis años con la especialidad de búsqueda y rescate en la modalidad de cadáveres. Su incorporación a la UME se produjo a finales del 2014, procedente de la Escuela Cinológica de la Defensa y fue asignado al cabo Germán Pérez estableciéndose un importante vínculo entre ellos, desde el primer momento.

El perro demuestra unas condiciones sobresalientes para el trabajo, destacando su entereza tanto física como mental, características fundamentales para un perro con esta especialidad y que demostró durante la operación de búsqueda y rescate en Los Cristianos (Tenerife) el 14 de mayo del pasado año. Esta intervención se produjo después del colapso de un edificio de viviendas de cuatro plantas más un bajo donde se ubicaba un supermercado.

Nick marcó con ladridos un punto en concreto y comenzaron los trabajos de desescombro, tras algunas horas de trabajo se encontró la primera víctima fallecida. Los trabajos continuaron sin descanso y con la misma secuencia durante los tres días siguientes de intervención, en los que Nick realizó diferentes búsquedas, marcando y confirmando los puntos donde, con posteridad, fueron halladas el total de siete personas fallecidas.

El pasado mes de enero, Nick ya había sido objeto de una distinción especial concedida por el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid con el galardón del Premio ‘Animal comprometido con la sociedad’ por la importante labor que lleva desarrollando desde hace años en la Unidad Militar de Emergencias (UME), contribuyendo de manera eficiente en la búsqueda y localización de víctimas en escenarios de catástrofes.

Para la UME, estos “soldados de 4 patas” son un elemento esencial en emergencias. Precisamente el mismo día se inauguró una escultura dedicada al perro de Búsqueda y Rescate en las instalaciones de la UME en Torrejón de Ardoz. Esta iniciativa surgió tras el fallecimiento de “Majo”, un perro del BIEM 1 que falleció en acto de servicio en el 2014 al precipitarse por el hueco de un ascensor.

Pero esta escultura de Isabel Ruiz Carretero, de la Escuela de Arte La Palma, rinde homenaje no solo a estos queridos compañeros sino al esfuerzo diario de sus guías y a aquellas familias que, de manera desinteresada, adoptan a alguno de ellos una vez dejan de prestar servicio. Nuestro más cariñoso reconocimiento a todos ellos.


Fuente:
eltelescopiodigital.com