Pasión por la música

Pasión por la música

Diecinueve músicos de Valdilecha se unen para formar una Agrupación Musical

Cada 21 de junio, coincidiendo con el Solsticio de Verano, Europa celebra el Día Europeo de la Música, una celebración que nacía en Francia en 1982, y que, tres años más tarde, y en pleno Año Europeo de la Música, se convertía en celebración continental. Habría que esperar otros diez años para que la celebración se convirtiese en mundial, y a día de hoy se celebra en 85 países de cinco continentes.

La propuesta, ideada por el músico Joel Cohen, pretendía que, coincidiendo con la noche más corta del año, los músicos saliesen a la calle de forma gratuita para mostrar a sus vecinos la magia de las siete notas.

Y con este mismo espíritu altruista nacía, hace poco más de un año la “Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de la Oliva” de Valdilecha, una Agrupación Musical de carácter privado que en este tiempo ha conseguido pasar de ocho miembros a diecinueve.

“La banda nació el año pasado como proyecto para entretener a los muchachos, y seguimos adelante. La Banda se fundó en la Semana Santa de 2016, y queremos profesionalizarla, abriéndonos al resto de pueblos y aspirar a conseguir alguna subvención, pues hasta ahora no recibimos ninguna ayuda pública”, explica su director Tomás Lumbreras.
Y lo cierto es que no les va mal, pues en este año ya han tocado, además de en la Semana Santa, en otras fiestas locales como el Carnaval o la Cabalgata de Reyes del pequeño municipio de Valdilecha, que tiene algo menos de tres mil habitantes. Los miembros, que entran sin formación musical, aprenden todo gracias a la labor del propio Tomás y del maestro David Lara que, además, ha diversificado el estilo de la agrupación, creando una batukada, la “Batukada Valdilecha”, compuesta por los mismos músicos. “Esta agrupación está abierta a todo aquel que tenga medio de transporte e instrumentos, tanto para la batukada como para la agrupación religiosa, y la participación es totalmente gratuita”, afirma Lumbreras.

Así las cosas, agradecen especialmente la colaboración de los cuatro restaurantes del municipio, La Ochava, Bar Imperio, Pizzeria La Estación y Bar Mesón Luna, sin cuya ayuda no hubieran sobrevivido durante tanto tiempo. Eso sí, ahora quieren abrir una nueva etapa: “Nos gustaría ir a los pueblos de la comarca, donde nos llamen, y entrar en contacto con otros ayuntamientos de la zona”, afirma el director. Para ello y para todo el que quiera formar parte de la banda, puede contactar con Tomás a través del teléfono 652 800 076.

La Banda de Valdilecha es sólo un ejemplo de las muchas agrupaciones de todo tipo que acercan la música a los vecinos de la Zona Este, y es que entre bandas, agrupaciones, grupos musicales y cantantes individuales, el tejido musical de la región es extraordinariamente rico, tal vez ayudando a hacer realidad el sueño que una vez tuvo Joel Cohen. •

Samuel Román